Rule Britannia!

Como todos sabemos, si a día de hoy no sabes inglés, estás acabado. Mejor harías en morirte.

Aprender inglés se ha convertido en la meta intelectual por excelencia del pueblo español, desbancando a aprobar los exámenes de la autoescuela, y no pensamos escatimar en medios para lograrlo.

Es intolerable que nuestros jóvenes sean incapaces de distinguir el acento de Liverpool del de Aberdeen. Que se les trabe la lengua cuando mantienen conversaciones anodinas con mochileros canadienses. Y que no les entiendan a la primera cuando van de compras a Nueva York New York. Por no hablar del plano laboral, en el que los jóvenes cada vez acceden a puestos de mayor responsabilidad y relevancia dónde es indispensable dominar el inglés para obtener una plaza, que, seguramente, durará toda la vida.

Es tal la importancia del inglés, que ciertas personas están tomando medidas que nunca antes se habían tomado para aprender una lingua franca, como por ejemplo contratar a inmigrantes anglófonos para que jueguen durante un par de horas a la semana con sus hijos de 3, 2 o incluso menos años (servidor conoce no uno si no dos casos).

El milagro del nacimiento de una nueva monserga

El milagro del nacimiento de una nueva monserga

No basta con que durante los 12 años de enseñanza obligatoria cursemos inglés. Incluso algún político propuso en su día traernos de Karachi un barco cargado hasta los topes de pakistaníes, anglófonos por la gracia de su Majestad, para mejorar el nivel de nuestro país; pero que a nadie se le ocurra bromear comparando ésto con los tiempos del esclavismo, estamos hablando de aprender inglés, ¡aprender inglés!, ¡por Dios!

Desde los estamentos oficiales ya se baraja la posibilidad de impartir clases de inglés desde los tres primeros meses de gestación; además, se impartirán en inglés las clases de gimnasia, lengua española y literatura, francés, latín y griego. Como esto añade dificultad al asunto, se eliminarán de los planes escolares las matemáticas y las ciencias, pero atención, también se eliminarán en inglés. Además, se fomentarán los intercambios estudiantiles. Existe un problema a este respecto, y es que los países anglófonos están muy solicitados, y es difícil encontrar plaza, ¡pero no hay problema!, uno siempre puede hacer un intercambio, para aprender inglés, con Holanda, Alemania, Finlandia o Italia, lo cuál supone, por supuesto, que los holandeses, alemanes, fineses e italianos vendrán también a España ¡a aprender inglés! ¿Creen que exagero?, pues sepan que conozco de primera mano a unos jóvenes alemanes que fueron a aprender inglés a Guadalajara, y a sus alteregos españoles, que fueron a aprender inglés a Hamburgo. ¡Ni una risa que les conozco!, ¡es por el inglés!, ¡por el inglés joder!, ¿es que no respetan ustedes ni lo más sagrado?

Aprendamos inglés a toda costa, aprendamos inglés aunque sea lo último que hagamos, ¡aprendamos inglés aunque no tengamos nada que decir!

Anuncios

11 Respuestas a “Rule Britannia!

  1. You rule, dude! We must stomp at the dirty Spainards!!

  2. He puesto un mostrenco en mi vida, y desde entonces hay que ver que bien me lo paso.

    He pensado o bien tatuármelo o bien estamparlo en una camiseta (optaré por la segunda opción, creo) por supuesto en el idioma de Su Graciosa Majestad.

  3. Gracias McMannus, aunque es Spaniards. Te lo digo por que si lo dices mal por ahí, lo mismo te linchan, o te ponen 60 horas de clases de inglés semanales.

    sbm, celebro que te guste. No sé cómo se dice mostrenco en inglés, habrá que investigarlo.

  4. Ahora quién no sepa inglés, está “acabado” como quien dice. Aunque bueno, a mí me gustan los idiomas y en mi opinión, pienso que es bueno aprender otras lenguas. Además, ahora se exije un mínimo de inglés para todo (aunque yo creo que hay gente a la que le todavía le hace falta clases de español, porque hay cada uno…).
    Es igual que quien no sepa un mínimo de informática; actualmente, se les considera “analfabetos funcionales”, y pasa lo mismo para los trabajos: hay que tener conocimientos al menos de nivel usuario. Puede gustar o no, pero si no sabes inglés (aunque sea el básico) e informática… tal y como está la vida… díficil encontrar algo decentillo.

    Eso sí, una cosa que me jode es que vengan los ingleses a España y, en lugar de que ellos se adapten y hablen español, seamos los demás los que tengamos que hablarles en su idioma. Leches, si vas a un país, que aprendan lo mínimo por lo menos!

    Saludos, muy buen blog!

  5. ¿Aprender el idioma local?, curiosamente encontrarás más gente que te mire raro por sugerir eso, que por sugerir la posibilidad de aprender inglés en Suecia.

    Hace poco estuve de vacaciones en un hostal juvenil en Lisboa, y no conseguí que nadie en el hostal, salvo el gerente (un señor llamdo João que fumaba en pipa), me respondieran cuando decía “Bom día”. Caras raras, eso sí, me pusieron bastantes.

    Un honor tenerte por aquí Mandy Cohen.

  6. Hola de nuevo!
    Pero por ejemplo, una cosa es aprender sueco y otra cosa es aprender el castellano, y la diferencia es que el castellano es la 2º (bueno 3º, según como se mire, por lo del chino y tal) y como mínimo, se debería aprender al menos a defenderse con lo típico de salir del paso, pero claro, que no me llegue un alemán no a hablar inglés sino… ¡hablándome en alemán! xDDD. O los mismos ingleses que viven aquí en España, la mayoría no les ha dado la gana de aprender nuestro idioma (encima son unos gorrones). Pero si viajas a Inglaterra o a otro país para vivir (no me refiero a vacaciones), lo lógico es que aprendas algo.

    Los portugueses son muy raros, que me conozco a unos cuantos xDDD (es lo que tiene vivir por la frontera), eso sí, cuando te cogen simpatía no te dejan tranquilo, que a veces son más pesados… son majos, pero cansinos xD.

    Saludos y el honor es mío!

  7. No te metas con los suecos, que son muy rubios, muy altos, muy guapos y lo hacen todo muy requetebien.

    Una nación entera de nietos ideales, vaya.

  8. Además de las películas de suecas, ¿no? xDD.

  9. Genoveva María de los Santísimos Amores

    Yo trabajé en una tienda de souvernirs (tipical spanish: castañeta, toro y pañuelico de San Fermín) y a los guiris que no hablaban MI idoma, les atendía por señas.
    Cuestión de higiene mental.
    Al principio le ponía voluntad, pero acabé hasta los ovarios de alemanes con un acento endiablado y americanos-masca-chicles.
    Los muy cabronazos ni se molestaban en hablar lento, pese a mi cara de lerda.

  10. Pingback: Espejismos de éxito « Ponga un mostrenco en su vida

  11. Pingback: El políglota | Ponga un mostrenco en su vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s