Justicia resplandeciente

Muchos recordaréis el caso de aquellos tres cabroncetes que apalearon y prendieron fuego a una indingente que dormía en un cajero. A dos de ellos se les condenó a 17 años de prisión (más de lo que muchos esperábamos), y a indemnizar tanto a la familia de la indingente como a la entidad bancaria. Un dato que quizá hayan pasado por alto es la distribución de ambas (46000 € para los primeros, 26719 € para los segundos) . Se ve mejor en un gráfico:

.

Sus vidas son lo azul. Como ven, valen menos que un par de cajeros.

Sus vidas son lo azul. Como ven, valen menos que un par de cajeros.

.

No he podido encontrar los datos, pero supongo que los años de cárcel habrán sido calculados siguiendo una proporción parecida (lo cuál supondría, en caso de llevar yo razón, unos 10 años por el asesinato y 7 por lo del cajero). Actualización: me comunican, vía menéame, que la pena está distribuída realmente de ésta manera: 16 años por el asesinato, 1 por cargarse el cajero. Gracias enderteruel por el dato.

Recordemos además que los años de condena no representan verdaderos años en el sentido cronológico. Desde aquí propongo el siguiente cambio en las penas:

– Que los jueces no condenen a años de cárcel, si no que den puntos de cárcel. Al menos quedará clara la distinción.

– Que las penas por corrupción, estafa a gran escala, construcciones ilegales y demás delitos “respetables” pasen a cuantificarse por minutos de cárcel.

– Y ya puestos, para echarnos unas risas, que se publique cuánto tiene que robar un corrupto para pasar un día entero en la cárcel. Otra posibilidad sería concederles una recua de caballos y un pequeño ejército de lansquenetes, y permitirles que fueran por ahí incendiando cosechas y cobrando diezmos. Al menos quedaría claro de qué va el percal, ¡y fomentaría el turismo!

Anuncios

8 Respuestas a “Justicia resplandeciente

  1. Estimado Sr. Mostrenco:

    Está muy bien traída la categoría de “reír por no llorar”. No conozco la sentencia y lo que voy a decir debe tomarse con esa precaución, pero seguramente la desproporción entre la indemnización se debe a que los daños materiales derivan del peritaje judicial efectuado en los autos penales que se instruyeron y la indemnización por responsabilidad civil derivada de la muerte de la señora se fijó libremente por el Juez, y según lo pedido también por las partes del procedimiento (especialmente por el Fiscal).

    En cualquiera de los casos esto es una explicación, que no una justificación, pues resulta evidente a todas luces que es una injusticia. Y creo que es muy idea el gráfico pues expresa visualmente de una forma muy certera la desproporción entre las indemnizaciones. En cualquiera de los casos, si la familia, o el ministerio fiscal, o quien sea, no está de acuerdo siempre podrán instar los recursos pertinentes.

    Un saludo, y otra vez enhorabuena por la entrada.

  2. Seguramente lleves razón; nótese además que la indemnización a la entidad bancaria no es un número redondo.

    Lo del gráfico, siempre que resulte sencillo, resuelve el bien conocido problema de que muchísima gente “se salta” sin más los números a la hora de leer una noticia.

    Hasta la vista.

  3. Pingback: Más sobre el caso de los asesinos de la indingente

  4. La verdad es que es vergonzoso… Pero, como bien dices, ya no sabe una si reír o llorar con este tipo de noticias. Un saludo 😉

  5. Normalmente no tengo queja con lo que escribes, pero esta vez creo que has omitido algunos detalles.

    La indemnización por el cajero está para pagar un cajero completamente nuevo. Restaurar la situación anterior, vaya.

    La indemnización por la muerte de una persona no tiene relación jamás puede restaurar la situación anterior. No se le da al propietario de esa vida, sino a sus herederos, en este caso creo que a su hija.

    Hija que por cierto había dejado que su madre durmiera en la puta calle, que se había despreocupado, y que llevaba años sin hablarla. Y ahora no sólo se libra del marrón, sino que además le sueltan unos eurillos por las “molestias” causadas.

    No, estas cosas no están tan claras. La comparación está a huevo, es sencilla, y muy pegadiza. Pero en estos temas suele haber detalles que aconsejan actuar como se actúa.

    Como curiosidad, la indemnización hubiera sido cien veces mayor (no exagero) si en vez de matarla, la hubieran dejado en silla de ruedas.

  6. Llevas razón en lo de que las cosas no están tan claras ni son tan simples, en ningún momento mi breve artículo pretendió ser exhaustivo.

    Lo que me parece más extraño de tu exposición es:

    1. Que alguien que pide prudencia por que “las cosas no están tan claras” parezca conocer a la perfección la relación entre la finada y su hija.

    2. Que te parezca justo que ésta relación determine la cuantía a pagar. ¿Significa eso que consideras justo que sea más “barato” matar a un indingente que a una persona que vive en su casa?

    3. Que la idea de que prendan fuego a tu madre te parezca un chollo.

    Un saludo.

  7. No, en realidad he exagerado la postura contraria para hacer más digerible lo que quiero decir. He usado el mismo tinte demagógico, pero en sentido inverso. Lamento que ello haya invalidado mi mensaje, pero no el post original.

    La idea es que la indemnización no puedes verla como un “precio a pagar”. Ni es un precio, ni es un castigo. Es una categoría independiente en la que sale mucho más barato matar a alguien que dejarle tetrapléjico.

    Y ahora, para salpimentar, y con el mismo aire del primer mensaje, respondo:

    1. Mucha relación no habría entre madre e hija. A lo sumo cuando esta última iba a sacar dinero con la visa.

    2. No. El precio por matar va en función del método que utilices. Por ejemplo, lo más barato es matar con una piedra de la calle. La muerte más cara que se me ocurre es la de Craso, tragando oro fundido.

    3. Ella siempre dijo que quería que la incineraran. Y si la hija no le pagó una cama cuando estaba viva, no creo que le pagara un nicho estando muerta.

  8. De acuerdo con tus puntualizaciones.

    Si alguna vez te has quemado cocinando, estarás de acuerdo conmigo en que el asesinato por incineración debería ser caro tirando a muy caro.

    Me han gustado tus 3 puntos, rebosan humor mostrenco.

    Llevamos demasiado tiempo hablando en serio.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s