Fanáticos del cómic

Hace unos días, y gracias a K. , amigo y benefactor de éste blog, tuve conocimiento de la existencia de un sujeto llamado Jack Chick. La Wikipedia dice lo siguiente sobre él (la negrita es mía):

Está en contra del aborto, Harry Potter, la música rock, el catolicismo, el islamismo, el judaísmo, la homosexualidad, el mormonismo, los Testigos de Jehová, la evolución y la masonería. Chim-pún.

Éste señor lleva décadas escribiendo unos cómics absolutamente delirantes, que gozan de gran éxito en los USA, especialmente entre la comunidad hispana. Sus cómics mezclan fanatismo religioso con un estilo semejante al de Ortega y Pacheco; el resultado es increíble. Como sucedía con el juez Manuel Franco, que nos enseñó que la telebasura mola cuando toca fondo, los cómics de Jack Chick son un ejemplo de cómo la propaganda religiosa y de extrema derecha puede llegar a ser divertidísima cuando se pasa de la raya.

Como no podría ser de otro modo, el diablo aparece a menudo; aunque se comporta más como un promotor de eventos chapucero que como un ser de otro mundo:

.

Jajaja, ¡y mañana haremos pis en el azúcar!

Jajaja, ¡y mañana haremos pis en el azúcar!

.

Por supuesto, el talante racista ni siquiera se intenta disimular:

.

¡El ojo lo perdí en el conflicto de Suez!

¡El ojo lo perdí en el conflicto de Suez!

.

Las historias surrealistas, que no falten:

.

Y así, saltando de secta en secta, fué como les conocí a ustedes

Y así, saltando de secta en secta, fué como les conocí a ustedes

Tampoco la ciencia queda bien parada:

.

No, no fué escrito en 1809

No, no fué escrito en 1809

.

Más intrigantes aún, si cabe, son sus rollos sionista-supersticiosos:

.

facha-supersticioso

Reivindicaciones teocráticas, ¡y no son de coña!

.

Aquí pueden ustedes ver la obra completa de Jack Chick.

Por cierto, sigo con WordPress bloqueado por cortesía de Jazztel. Disculpen si la cadencia habitual de posts se ve resentida.

Anuncios

21 Respuestas a “Fanáticos del cómic

  1. En mi casa hay un par de libros de un señor que se llama Andrés Sopeña Monsalve, uno de ellos es bastante famoso: El florido pensil. El otro lo es algo menos, aunque inmerecidamente a mi parecer : La morena de la copla.

    Sopeña se dedicó a denunciar en plan de cachondeo la repugnante educación de la época franquista (en el Florido pensil) y la triste situación de subordinación de la mayoría de las mujeres y niñas que vivieron entre los años 40 hasta casi los 80. (La morena de la copla).

    El hombre incluye extensos apéndices en ambos libros dónde añade comics, panfletillos, textos variados, clases de catequesís, sermones del cura, publicidad y demás porquerías que ha podido ir recopilando de aquellos aciagos años.

    No creo que dejen indiferente a nadie. Además, las risas suelen ser inevitables, en ningún momento se pierde el tono de humor.

    A lo que voy con todo este rollo: este nuevo descubrimiento que tan amablemente nos brindas me ha recordado mucho a aquellos libros y sus apéndices.

    Un pirado, tan absolutamente pirado que parece que bromea, haciendo apología de la gilipollez elevada a la enésima potencia. Y por supuesto, tiene seguidores, como no podía ser de otro modo.

    Desde luego, no desentonaría nada en un libro del señor Sopeña. Lo preocupante es que no data de la época franquista. ¡¡Y el señor ni siquiera es iraní!!

    Ya veo que la etiqueta “reír por no llorar” está dando muchísimo de sí.

  2. Lo curioso del caso, Jenny , es que ni siquiera el catolicismo de la época franquista llegó hasta semejantes niveles de surrealismo.

    Hablando de fanáticos religiosos, algún día tengo que lanzarme a hablar de mis vivencias en ese infrasitio llamado Miami, y de cómo las gasta la comunidad hispana en general y cubanoamericana en particular.

  3. Hummm…ahí tengo que decir que disiento. En surrealismo irían más o menos parejo.
    Uno de los capítulos del libro se dedica a narrar las clases de catequesís para niños de unos 7 u 8 años.
    El cura no tiene reparos en leer a los pobres chavales historias en dónde los niños que se portan mal (o mejor dicho, no cumplen con las leyes de Dios), mueren quemados vivos o arrollados por un tren. Ni siquiera escatiman en adornar el relato con truculentas ilustraciones de niños ardiendo, para que el mensaje llegue perfectamente claro.

    Y eso, por hacer cosas como robar una galleta, olvidarse de la obligada confesión o contestar a su mamá. De locos.

    Respecto al otro tema; como buena jenny que soy, adolezco de un gran temperamento marujil y tengo bastante curiosidad por el asunto Miami. Alguna que otra noticia me llega de vez en cuando de cómo es la vida por aquellos lares. Creo que recordar que escuché tu historia acerca de los timos, estafas y líos con abogados que al parecer son muy usuales allí, pero me quedé con ganas de más carnaza.

  4. Ambos son unos bestias, pero creéme, el subrrealismo es muy superior en el otro lado del charco.

    He aquí algunas cosas que yo jamás he visto en España y que en Miami eran cosa habitual:

    – Buscar trabajo exclusivamente orando.
    – Escribir frases de la biblia en el cristal trasero del coche.
    – Llamar a la guerra santa.
    – Asegurar que George Bush es un mesías.
    – “Demostrar” que sólo los ricos irán al cielo.

    Ya no digo más, que sólo de ésto puede salir un buen artículo.

    Un saludo.

  5. Yeah, un tema entretenido. El surrealismo cristiano en EEUU es galopante, muy mostrenco y ofrece ideas disparatadas a la par que divertidas. No sabría por dónde empezar, así que ofrezco en este comentario unos ejemplos sueltos

    ¿Debería hablar de la compañía Wisdom Tree Games, especializada en videojuegos cristianos para no-atontar al mostrenco que se está atontando con juegos intelectuales como Quake III? ¿Esa compañía que se preocupa de mantener la compatibilidad con Windows Vista y que atesora experiencia, empezando con la NES? http://www.wisdomtreegames.com/games.html es su esclarecedor enlace. Este mundo moderno no se puede mantener sin obras maestras de la cordura como “Jesus in Space”.

    Saltando de tema a tema cual simio (¡espera, no venimos del mono!)… en Houston recibí varios regalos para mi ateo (y enfermo, añado para alegrar al integrista católico) cerebro. Los reduciré a 3.

    Primero, el brutal libro que me compré a noventa y nueve centavos tirados directamente a la caja registradora. Del afamado creacionista Ken Ham, estudiante renegado de ciencias, y de nombre: “La Mentira: la Evolución”. He leído algunos pasajes sobre él y hasta he escrito un artículo con respecto al tema. Se podría resumir en una frase: “la evolución es la culpa de todos los males, hasta de tus heridas”.

    Segundo, un cartel que anunciaba la construcción de una futura iglesia al lado de una carretera texana. Lo que observé era dantesco pero corriente en estas tierras de Dios. Sin integración con el bosque, arrasaron los árboles necesarios para colocar esa iglesia, un intento de destrozar ese molesto principio que decía “Hemos de amar la naturaleza porque Dios la creó”.

    Tercero, una cosa muy común en los Estados Unidos. Era habitual ver en las iglesias, feotas y ya establecidas al lado de monstruosas autopistas con aparcamientos propios, tecnología punta para difundir la palabra de Dios. Teles de plasma, rótulos digitales y, en un ámbito más interno, uso de Internet para difundir mentiras de manera más molona. Aquí, en España, es habitual ver tecnología más modosita en las iglesias. Como mucho, unas bombillas y un papel impreso.

    Termino este comentario-artículo dejándome en el tintero cosas puntuales como el pez metálico presente en los derrochadores coches que dice “Jesus”. Y, a la vez que me río, expreso mi clara devoción por el absurdismo católico con un escueto…
    ¡E, E, U y U!

  6. Ah, Jack Chick, qué risas me he pegado leyendo su cómic acerca de los juegos de rol… aparte de muchos otros.
    No, en serio, yo pienso que esas cosas las hacen en coña queriendo, y no te ríes tanto.

  7. Y, por cierto, mirad, mirad…
    En la empresa esta de juegos cristianos hay un mod del Wolfenstein xD

  8. Pingback: EEUU: Absurdos religiosos. « Cerebro de Espuma II

  9. De acuerdo, Mostrenco, creo que me has convencido. Lo dejaremos en que ambos son unos cafres, pero en EEUU y alrededores (casi diríamos toda América) encima son raros.

    Esperaré al artículo.

    Un saludo.

  10. Pingback: Cómics para fanáticos cristianos

  11. Vaya, ¿no conocías a Mr. Chick? Sus comics son parte de la inspiración de una de las viñetas de La pulga snob.

    Y hablando de evangelocos yanquilanders, ¿qué podemos decir de Ray “Bananaman” Comfort? Es cierto, el tipo es de Nueva Zelanda, pero es en EE.UU. donde encontró a su público.

  12. Gracias Andrés Diplotti por tus links.

    A Ray Comfort tampoco lo conocía.

    Lo más maravilloso de los fanáticos religosos es su absoluta falta de sentido del ridículo. El vídeo del plátano, los cómics de Chick, … no se me ocurre cómo hacer una parodia que sea más absurda que los originales.

  13. Hola Mostrenco. Acabo de llegar por aquí, nunca había visto este lugar. Me gusta tu blog, y me gusta tu nick… pero no me malinterpretes, a mí me gustan las mozas.

    Bien, dicho esto, me gustaría compartir esto contigo. Mi primera experiencia con Jack Chick fue de lo más surrealista.

    Me encontraba yo, hace unos años de esto, con mis amigos en un parque. Estabamos consumiendo nuestro estupefaciente favorito, el cánnabis, en grandes cantidades.

    Como tú sabrás, esta práctica está penada en la calle con una multa, así que nos provocó gran conmoción y desasosiego que un tipo, de muy extraña apariencia, brotara de la nada y nos esbozara un “¡Hola chicos!”. Más de uno, yo incluido, pensamos que se trataba de un agente de la ley haciéndose pasar por un civil.

    Para nuestra sorpresa, sacó unos librillos de un bolso, y los repartió entre nosotros. Estos no eran ni más ni menos que ejemplares de esta maravilla:

    http://www.chick.com/reading/tracts/0560/0560_01.asp

    de la que recomiendo encarecidamente su lectura, es hilarante desde principio hasta el final. Como comprenderás, la situación, en combinación con el cómic en sí, fue motivo de chascarrillos, cachondeo y regocijo del personal por mucho tiempo.

    ¡Un saludo!

  14. Lo mejor, la niña colgando del autobús…

  15. Muchas gracias Kolme, y bienvenido al blog.

    La situación que narras es verdaderamente delirante. Sería un buen argumento para un cómic de los míos.

  16. otro decepcionado con la escoria conspiranoica que encabeza el 15-M

    Tu eres igual que este tipo… hablar de racismo por religion… hay que joderse, menudo subnormal. Tipico tópico de niñato de mierda que habla repitiendo en lugar de pensando.

  17. Bueno, cierto es que Jack T. Chick tiene tratados donde hay musulmanes buenos que acaban aceptando a Cristo como su salvador, como cualquiera de los buenos de estas historietas que no sea salvo desde el principio. Pero sí es cierto que la religión de Chick es la más conservadora y partidaria de los viejos valores de Norteamérica y que ese ardiente proselitismo está muy ligado a ese ímpetu colonizador parodiado en la barra lateral de este blog.

    No diré racista, pero sí chauvinista, y con ello es inevitable que sea hostil a las creencias ajenas, dejando a un lado lo infame que estas puedan ser. Irónicamente, Chick ha atacado con saña otros colectivos poco esperados, como la gente que sabe latín. En unas pocas historias, algunas recopiladas en una web de aficionados seculares del dibujante, pude ver que cualquiera que se haya leído la Vulgata es malo, e incluso en una historieta era un tipo mal afeitado y con la ropa llena de arrugas. No deja de tener sentido porque puede hacer referencia a las críticas que algunos hacen a la Biblia del rey Jacobo, la cual los fanáticos del mundo anglosajón consideran como una traducción perfecta y divina, a diferencia de las demás que son obra del diablo. Sin embargo, cuando un personaje usa el latín para desprestigiar a la Iglesia Católica, es representado con una luz más positiva. No diré, por cierto, de su odio al catolicismo, aunque lo echo de menos en esta entrada.

    Pero vamos, que no es racista. De hecho, cuando se trata de llegar a otras minorías, Chick no duda en reversionar viejas historietas cambiando los motivos. Por ejemplo, una historieta sobre la salvación de un jugador de béisbol se transformó en la de un futbolista para llegar al público latinoamericano y en otra más reciente se acercó a las mujeres (¡¡!!) con una historieta cuyo protagonista pasó a tener senos. No obstante, las más frecuentes son las dirigidas a negros, lo cual le ha valido de nuevo la acusación de ser racista porque en estas historietas reproduce algunos de los clichés más comunes de los guetos.

    También es que Jack T. Chick es casi un nonagenario y tiene ciertas ideas propias de su edad que pueden ser vistas con malos ojos, pero en absoluto es su intención insultar por la raza.

    P.D: ¿Qué pintan aquí los indignados?

  18. Lol. Lo del latín tengo que verlo…

  19. Lamentablemente, las tiras cómicas que muestras están sacada fuera de contexto, y una porción muy menor de lo que el tratado quiere mostrar, esto es manipulación y desinformación. De esta forma, es difícil que las personas puedan tomar un juicio acertado de lo que enseñan.

    • Hola. Yo conocía las historietas, que no tiras, de Jack T. Chich bastante antes (quizás cuatro años o más) de que Montresco y otros blogueros hablaran de él. De hecho, en su día, llegué a leer varias que por la red son ahora inaccesibles, porque las páginas web originales se han perdido. Por tanto, tengo un conocimiento de Jack T. Chick y su particularísima manera de ver el mundo anterior y quizás superior al de Mostrenco y no estoy influido por él. Por otro lado, llevo leyendo tebeos desde antes de tener memoria.

      Esta aclaración, huelga decir, la hago para dar a entender que me considero capacitadísimo para decir si un cómic es bueno o malo, según las razones que yo tenga a bien dar, como para decir si se habla correctamente de uno. Así pues:

      Básicamente, su argumento es una reducción al absurdo bastante falaz. Usted asegura que Mostrenco sólo muestra una porción del tebeo… Pues claro que sí, ¡como que esto es un comentario! Ningún crítico, por excelente que sean sus críticas, está obligado a citar en su totalidad ninguna obra. ¿Usted pretende que, para criticar Crimen y castigo, alguien deba mostrar los cientos de páginas que abarca esta obra? Con usted, los impresores vivirían de maravilla. Además, esto es un cómic, y la costumbre es mostrar, bien una página, bien una serie de paneles que sean, en sí, comprensibles.

      Por otro lado, al final usted verá que Mostrenco ENLAZA la página de Chick, donde estos tebeos se encuentran en su totalidad. ¿Es que no sabe leer?

      Después, usted asegura que las viñetas (véase la posdata) han sido sacadas de contexto, y por ende ha habido una cochina tergiversación. Me da a mí que usted no entiende el término “sacar de contexto”, que es básicamente no aclarar el momento en que fue dicho o hecho algo. Siendo esto un cómic, y habiéndose mostrado el dibujo, es ya más difícil sacar de contexto, pero es que además Jack T. Chick, si por algo se caracteriza, es porque en todas sus historias se respira el mismo aire de mojigatería yanqui protestante. A este tío es imposible sacarlo de contexto porque sólo tiene uno y, paradójicamente, muy conocido por su cabezonería con el mismo. Esas viñetas representan a la perfección la idiosincrasia de este señor: obsesión por el sexo, odio hacia el secularismo, hacia otras religiones y apoyo irracional a Israel.

      Por último, un consejo: decir que algo se ha sacado de contexto y no mostrar ese contexto es bastante mezquino. Hablar por hablar, es algo que me pone de muy mala uva.

      P.D: Una tira cómica, para que sea tal, debe ser una serie corta de viñetas (una página, media página, incluso menos) autoconclusiva, por ejemplo, las de Garfield o de Calvin y Hobbes. Estos son paneles extraídos de una historieta, que por lo general abarca varias páginas. ¡A ver si voy a ser yo quien lo acuse a usted de tergiversar términos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s