El lado oculto de Tycho Brahe

El nombre de Tycho Brahe (1546 – 1601) se asocia, por lo general, con la astronomía. Y sin duda hay buenas razones para ello; Brahe fué uno de los más eminentes astrónomos de su tiempo. Sin embargo, sus éxitos en el campo de las ciencias quedan eclipsados, sin duda alguna, por sus éxitos, menos conocidos, en el campo del macarrismo.

Aquellos de ustedes que piensen que lo más gamberro que ha hecho jamás un científico es fotografiarse sacando la lengua, verán cuán equivocados están cuando conozcan la historia de éste astrónomo danés.

Y es que la biografía de Tycho Brahe bien daría para una película de Tarantino.

Para empezar, una machada. Su tío, que era quién le cuidaba, murió de neumonía tras salvar de morir ahogado ni más ni menos que a Federico II de Dinamarca. La familia de Tycho, de origen noble, y ya de por sí adinerada, se vió más favorecida si cabe, y propició que el bueno de Tycho pudiese dedicar toda su vida, nunca mejor dicho, a la contemplación.

En el Invierno de 1566, cuando nuestro héroe contaba con 20 años y estudiaba en la universidad de Rostock (actual Alemania), acudió a un baile en casa de un profesor, dónde él y un tal Manderup Parsbjerg coprotagonizaron una salvaje trifulca que a Tycho le costó la nariz (!). El resto de su vida llevó una prótesis de plata. Según dicen los que le conocieron, daba el pego bastante bien.

La mayor parte de su vida vivió en un castillo/palacio/observatorio, situado en una isla de su propiedad. Para que quedase bien claro su estilo supervillanil, bautizó su residencia como Uraniborg.

Entre sus excentricidades se contaban las de tener a su servicio a un enano llamado Jepp, del que se decía tenía poderes sobrenaturales, y al que le hacía sentarse bajo la mesa mientras comía. Tenía, además, como mascota, a un alce alcohólico que murió tras emborracharse y caerse por las escaleras de la casa de un amiguete de Tycho.

Por aquel entonces, otro astrónomo más joven y brillante (como demostró el paso del tiempo), Johannes Kepler, también estaba haciendo sus pinitos. De carácter sosegado y depresivo, acabó, por azares de la vida, conviviendo y colaborando con el energúmeno de Tycho Brahe. La convivencia debió de ser todo un espectáculo.

.

Se dice, además, que su ojo derecho terminó deformándose de tanto mirar por el telescopio.

Se dice, además, que su ojo derecho terminó deformándose de tanto mirar por el telescopio.

.

Tycho murió en Praga en el año 1601. Padecía una infección renal, que se le complicó a causa de una comilona/borrachera salvaje que se negó a abandonar hasta ver, literalmente, que se estaba muriendo.

Como ven, daba gusto invitarle.

Cuando se estableció una convención universal para denominar a los accidentes geográficos lunares, se otorgó el nombre de Tycho al cráter más notas de la cara visible de la Luna (ver aquí). ¿Casualidad?

He aquí una idea para los productores de cine. ¿Qué me dicen de Bruce Willis haciendo de Brahe, y Sean Penn haciendo de Kepler?

P.D: nunca está de más recordar que éste blog no forma parte de la Enciclopedia Británica. Es más que probable que haya algún error en la biografía, máxime teniendo en cuenta que hablamos de un individuo que vivió hace casi medio milenio.

Téngalo en cuenta si es usted uno de esos canis que de vez en cuando entran a mi blog a buscar información que copipegar en sus trabajos de la escuela.

Anuncios

16 Respuestas a “El lado oculto de Tycho Brahe

  1. Muy bueno. Me encantan las biografías personales salpicadas de bizarradas.

    Lo de alce borracho sería más propio de Dalí o alguno de esos…con lo que se demuestra que, a lo mejor, no eran tan modernos y revolucionarios como ellos creían…

    En cualquier caso, yo no daría muchas ideas para la película. Lo mismo te oye la señora Sinde y acaba poniendo a Fernando Tejero en el papel de este señor y a la enana de Gran Hermano en el papel de enano (con pintarle bigote bastaría). De alce contratarían a Pajares, estoy casi segura.

    Por los canis yo no me preocuparía demasiado. No recuerdo que ni en la escuela, ni el instituto, mencionasen nunca a este buen hombre. (¿Tan pobre fue su contribución a la astronomía o es porque Kepler da una imagen mucho más…hum…profesional?)

    En fin. Enhorabuena por la recopilación de gamberradas.

    Saludos.

  2. Tycho es bastante conocido Jenny, aunque lo cierto es que sus contribuciones a la astronomía fueron poca cosa comparadas con las de Kepler. De hecho, su labor más importante fué, sin que el lo supiera, la de hacer de becario de Kepler, tomando los datos de los que luego Kepler deduciría sus famosas leyes.

    Dios nos libre de que sea un español, y menos aún la Sinde, quién haga esta película. De todos modos son escasas las probabilidades puesto que Tycho tenía varios defectos imperdonables para el cine español actual:

    – No era español, ni siquiera argentino.
    – No era una mujer transgresora.
    – No era homosexual.
    – Era un hombre de ciencias.
    – Y por si fuera poco, vacilaba a un enano.

    En el improbable caso de suceder, no creo que escogiese a Fernando Tejero, si no más bien a Federico Luppi, que se pasaría toda la película haciendo filosofía barata sobre sus ganas de follar más a menudo (aunque, eso sí, todo disfrazado de una profundísima angustia existencial).

  3. Joe ¡¡ Es el Doctor Maligno (el malo de AustinPowers, con enano incluido) , pero vamos que con el ojo deformado, la nariz de plata y acompañado de una enano, tiene todos los papeles para hacer un cameo en Torrente 4.

    Interesante vida la de este astrónomo excéntrico, aunque en esa época, y con dinero, raro era el millonario o persona de clase alta culta que no tuviera algún tipo de excentricidad.

  4. que gran hombre.. ya se que responder cuando me pregunten lo de “a que personaje histórico le gustaría conocer”

  5. Pingback: ¿El científico más macarra de la historia?

  6. Pues yo pensaba que lo más macarra que había hecho un científico alguna vez era sacarse el rabo en mitad de una conferencia:

    http://rinzewind.org/archives/2009/04/13/y-alli-en-medio-de-su-presentacion-se-bajo-los-pantalones/

  7. ¡Hombre Jorge, tú por aquí!

    Sacar el rabo en mitad de una conferencia también tiene lo suyo… por un momento me he imaginado a Richard Feynman haciendo un calvo en la comisión de investigación del accidente del Challenger.

  8. Que pasa Pablo !! A ver si nos vemos.
    te acabo de otorgar unpremio que me han otorgado también a mi blog. Me imagino que te llegará notificación, pero sino visitamé y miras el premio, que también es tuyo.
    Muy bueno el artículo sobre el macarrilla este de Thycho. Cuando estuve en praga, vi una estatua de él y Kepler juntos sobre un jardín y la verdad es que debían de ir cogorzas, ya que era la única manera de aguantar los 20 grados bajo cero que hacía. jejeje.
    Lo dicho… A ver si nos vemos y nos bebemos algo!!!

  9. Pues es todo un honor, pero lo primero es lo primero, ¿dónde me lo cambian por dinamita?.

    Lo de tomarnos algo, cuando quieras. Ya sabes por dónde suelo parar.

  10. Sí, a mí a Tycho Brahe me lo contaron en el instituto en física como que se pasó toda su vida tomando muchísimos datos pero sin sacar ninguna ley con elos, y que luego kepler, basándose en esos datos, sacó sus leyes, que sí son conocidas.

  11. Tan sólo te contaron la parte aburrida, por lo que veo. Lo mejor de su biografía es que fué, por así decirlo, rica en matices.

  12. No creo que Kepler haya sido más apto que Brahe de hecho espero hasta que muriera este para apropiarse de sus trabajos. En verdad Kepler fue un ladero sumiso y humillado por Brahe y todo se lo debía a el. Lo que si con mucha paciencia.

  13. ¿Apto?, yo tampoco creo que Kepler fuese más apto que Brahe, lo que creo es que Kepler era un genio de bastante mayor calibre que Brahe.

    Brahe era un chanchullero, yle pasaba a Kepler sus trabajos, consistentes únicamente en observaciones, con cuentagotas. Actitud anticientífica donde las haya.

    Brahe tuvo los datos delante de su nariz de plata durante años, y fué incapaz de dar con las leyes generales que rigen cualquier órbita, hoy conocidas, merecidamente, como leyes de Kepler. Kepler lo logró con los datos de Marte, que fueron los únicos que Brahe le permitió ver a sabiendas de que eran, con diferencia, los más complicados de interpretar.

    Tycho Brahe fué respecto a Kepler, en términos actuales, poco más que un mal becario.

  14. Pues resulta un tanto extraño que su ojo se deformara por la observacion telescopida, segun se solo se dedico a la observación, es sabido de sus tendencias supersiticiosas y que en ese tiempo las observaciones de ese tipo se consideraban diabolicas pues trataban de violar territorio divino.
    Tycho pertenecia al clan Brahe el primero más poderoso de dinamarca y desposo a una campesina como afrenta ante los nobles y sus ostigamientos por exigir que se casara sin demora

  15. Existe un error conceptual el talento de Brahe fue el que motivo a kepler a soportar el trato despectivo de este. No es verdad que Kepler fuese superior a Brahe ni mucho menos lo que hiso este fue esperar que muriera para paro hacerse de estos ocultos y cuidadosamente privados. El henio era Brahe.

  16. Me parece que decir quien es mas genio que el otro es algo necio. Ambos forman parte del majestusos mundo de la astronomía y cada quien tiene sus espacio, mis respetos tanto a Brahe como a Kepler por querer contemplar, independientemente de sus personalidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s