El vuelo AF – 447

He tenido serias dudas sobre si publicar o no éste artículo. Tiene un tono demasiado serio, y además trata un tema delicado, y no quisiera ser malinterpretado, ni meter miedo a nadie.

Debo decir que he viajado varias veces en avión, muchas de ellas han sido vuelos transatlánticos, y jamás he tenido ningún problema.

Finalmente, Jenny me ha convencido para que lo publique. Espero que guste.

Ayer, cosa rara, el sensacionalismo nos trajo una sensación que, creo yo, vale la pena recordar aunque sea desagradable. Me refiero a la impactante noticia del vuelo AF-447, que cubría la ruta Río de Janeiro – París y que nunca llegó a su destino, sin que, en el momento de escribirse éste artículo, se sepa qué demonios ha sucedido.

Cruzar el Atlántico de Sur a Norte no es cosa de chiste, y fenómenos terribles como éste nos recuerdan cuales son las limitaciones de una tecnología que muchos confunden con la magia, y creen omnipotente. A muchos les sorprende que algo como ésto haya podido suceder en el siglo XXI, como si vivir en el presente significase una inmunidad absoluta a los peligros del mundo.

Cuando uno se sienta en un avión, medio de transporte bastante seguro por lo general, y aunque todo esté pensado para desviar su atención hacia la nefasta película que se esté proyectando a bordo, lo cierto es que se suceden una serie de fenómenos impresionantes. De los cuales quizá el más impactante, es el de la enorme distancia que se va a recorrer en tan solo unas horas.

.

La idea de hacer ésta ruta en apenas 10 horas es impresionante para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, sea del siglo que sea

La idea de hacer ésta ruta en apenas 10 horas es impresionante para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, sea del siglo que sea

.

Uno despega desde Río de Janeiro, y se despreocupa de todo. Tras dos o tres horas de vuelo, pierde de vista el continente americano dejando atrás el mítico cabo de São Roque; empieza la película. Poco después, mientras Lobezno hace su primera aparición en las pantallas, algunos afortunados consiguen divisar el archipiélago de Fernando de Noronha, antigua colonia penitenciaria; pronto cambiaremos de hemisferio. Tres horas más tarde, cuando empiezan a servir la comida, uno puede ver el archipiélago de Cabo Verde, antigua colonia portuguesa, señal inequívoca de que la costa africana está cerca. En su día, el viaje de Cabo Verde a Noronha duraba casi un mes. Hora y media más tarde, sobrevolaremos las islas Canarias, y pasadas otras dos horas aparecerá bajo nosotros la costa portuguesa; con un poco de suerte sobrevolaremos la inconfundible ciudad de Lisboa. En ese momento más o menos comenzará la segunda película del viaje, una de Sandra Bullock. Por ahora hemos recorrido toda una ruta colonial portuguesa en apenas 7 horas; desde aquí, París parece estar a un tiro de piedra.

Hoy, sin embargo, el Atlántico parece más ancho. Mirar al mar nos produce congoja.

Varias naciones se han sumado a la búsqueda del avión siniestrado, al intento de comprender las causas del accidente, todas sin éxito por el momento. Un pequeño trozo de océano está haciendo parecer impotentes a las grandes potencias.

Hoy el Atlántico parece más ancho, o quizá es que, hasta hoy, nos parecía más estrecho de lo que realmente era.

Anuncios

26 Respuestas a “El vuelo AF – 447

  1. Debo aclarar que la ruta no es exactamente como la que he representado y narrado. Pueden ver un mapa más exacto aquí.

    Por motivos de seguridad, la ruta se desvía hacia África una vez sobrevolado Fernando de Noronha. Según tengo entendido, los aviones han de mantenerse a una distancia mínima de la costa más cercana (ésta distancia es mayor para los cuatrimotores).

  2. El post es bueno, y si realmente querías escribirlo no se por que has tenido dudas de publicarlo.

    Respetas perfectamente cualquier sensibilidad y eso en estos casos es complicado de asegurar.

  3. Gracias carballo.

    El post estaba escrito, las dudas eran respecto a publicarlo o no.

    Mis dudas surgieron por dos motivos, principalmente:

    El primero es que no quisiera parecer un intelectualoide con sobredosis de libros de Verne y añoranza del siglo XIX, completamente ajeno al dolor de los conocidos y familiares de los desaparecidos.

    El segundo, menos importante, es que, tal y cómo está el tema de lo políticamente correcto, escribir cualquier cosa diferente de “descansen en paz” siempre ofende a alguien.

    Por cierto, es la primera vez que te veo por aquí. ¿Puedo preguntar cómo has dado con éste blog?

  4. …Y no me arrepiento nada de haberte convencido.

  5. Parece ser que se han encontrado restos a medio camino entre brasil y la costa africana. Pero no se ha confirmado nada aun.
    Esperemos que haya algún superviviente.
    Todo esto parece un mal capitulo de lost. Y la verdad es que la realidad suele superar a la ficción, a veces. Una pena.

  6. Pingback: El vuelo AF - 447, Río de Janeiro - París

  7. La verdad es que no se lo que queréis decir.

  8. Lo que queremos decir, Eljuez, es descansen en paz.

  9. Parece mentira Sr. Mostrenco que tenga miedo que publicar algo. Enhorabuena por la entrada

  10. Tengo miedo sbm, ¿cómo no voy a tenerlo?… miedo a convertirme en un brasas, en un tío coñazo. El cáncer de los blogs 😉

  11. Nada, hombre.

    Ahora sacas alguna de esas cosas bestiales que andas preparando y quedarás redimido automáticamente.

  12. A mi lo que me parece impresionante es que la gente se pregunte eso de “como es posible que no encuentren el avión”. Creo que estas personas no son conscientes de la magnitud del oceano y de nuestras propias limitaciones, como dice el artículo no hace tanto tiempo esta misma ruta necesitaria de meses para ser cubierta.

  13. Aprovecho para presentarme y dar la enhorabuena al autor por el blog, es interesante.

  14. Muchas gracias Angel. Vuelve siempre que quieras.

  15. Pues si no hubieran aparecido restos desperdigados, podría considerarse una abducción.
    Siempre hubiera sido más interesante esa teoría que no que un tio gordo se haya sentado de golpe en su asiento, haya desgarrado la estructura del avión y haya generado un drama como este. La caja negra nos dirá quien ha sido el causante, si el gordo o el fabricante.
    ¡¡¡No me vais a acojonar, seguiré volando aunque no entienda como coj…. se eleva este bicharraco!!!

  16. Deacuerdo contigo Ángel, no veo tan raro que, así, de un primer barrido general no hayan encontrado gran cosa, un avión que se estrella en medio del océano es como una aguja en un pajar en realidad, tendrán que ir barriendo zonas poco a poco hasta encontrar restos flotantes. Lleva su tiempo imagino. Peros los medios manipulan y le meten intriga donde no la hay y crean alarmismo, lo de siempre.

  17. Parece que el gobierno Brasileño ha corfimado que callo en zona brasileña, han detectado restos a unas decenas de millas náuticas de la costa. Por lo visto dejo un rastro de 5 km entre restos metálicos y manchas de aceite. Están peinando una zona de 781 km cuadrados.

    Ahora a ver que hacen con el avión, porque dicen que puede estar a 3000 m de profundidad. No creo que pretendan reflotarlo a esa profundidad.

  18. Pero lo dificil es que los mares tienen corrientes, asique, una vez en el agua, se an podido ir a tomar por culo de lejos… la verdad, eske como an dicho antes, buscar un avion en el oceano, por grande que sea el avion, es busar una aguja en un pajar

    Saludos!

  19. Me da pánico volar en avión, hace más de veinte años que no monto en uno y algo muy importante tendría que ocurrir para que lo hiciera…

    En cualquier caso, estas noticias impresionan mucho por el elevado número de víctimas, pero ¿nos hemos parado a pensar en los muertos por accidente de tráfico que hay al año sólo en nuestro país? Lo que ocurre es que no nos llama tanto la atención porque es un goteo constante…

  20. Yo, por ejemplo , no entiendo muy bien el panico a volar. Imagino que sera por el hecho de estar volando y pensar que si pasa algo grave lo mas probable es no vivir para contarlo.
    Pero pánico me da a mi coger la carretera en una operación salida, en un puerto de montaña, las motos, etc, sin embargo el avión lo veo muy seguro.
    Pero es verdad que llaman mucho la atención los accidentes de avion y la gente se acojona mas si cabe.

  21. Andrés, quizás influya, como una de las causas del miedo a volar, el factor de que el humano es un animal terrestre, no volador.

  22. Por lo menos eso me parece, por puro instinto

  23. McManus no estoy del todo de acuerdo, tampoco somos animales de agua y no da tanto miedo el coger un barco, de echo se puede llegar a pasar en un barco con los mareos, ademas en un avión no se puede decir que estés volando ni que tengas sensación de volar, vuela el avión, no tu, no se, lo achaco mas al miedo de un accidente, creo yo. Yo me he tirado en paracaídas y eso si se puede considerar volar y si puede acojonar muchísimo. No es lo mismo que estar sentadito tomandote algo y escuchando música, la sensación de estar volando es nula.

  24. Nose yo, aunque tecnicamente “no vuelas tu” vas en un aparato de mas de una tonelada, que se eleva en el cielo… nose, a mi me sigue pareciendo flipante por muy explicao que este

  25. Andrés, es lógico que no entiendas qué puede motivar el miedo a volar en avión porque tú no tienes ese miedo.

    Yo no entiendo como se puede tener miedo a los perros, porque no me dan miedo los perros.

    Tampoco entiendo cómo se puede sentir miedo ante un payaso, porque a mí no me sucede, pero hay más personas de las que podemos pensar que sí les ocurre.

    Desde el punto y hora en que el miedo es irracional, no tiene explicación.

    Saludos,

  26. Andrés, también hay mucha gente que le tiene miedo a coger un barco. Yo viajo mucho en avión, y ya le he perdido el respeto hasta a las turbulencias (de hecho, el pasado día 2 cogí un vuelo, y todo el mundo iba con el recuerdo del accidente… aparte, ¡¡estoy viendo Perdidos!!).
    Al barco tampoco le tengo miedo, pero sí que le tengo respeto… Ambos son medios que nos son ajenos, a pesar de toda nuestra tecnología, y son cosas demasiado grandes para nosotros. Por eso, cuando naufraga un barco o se estrella un avión, nos llevamos las manos a la cabeza. Porque nos creemos los reyes del mundo, pero la Tierra está ahí para demostrarnos que aún somos sus parásitos…
    Y eso, no nos gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s