Hostiar al jefe de estado

Ayer a Berlusconi le cascaron. Un esquizofrénico llamado Massimo Tartaglia, le saltó los dientes y le rompió la nariz al Cavaliere en Milán, ciudad con una arraigada tradición en ésto de zurrar a jefes de estado. ¿El arma?, una reproducción en miniatura del Duomo di Milano ( ! ), que le fué arrojada en plena cara.

.

Tiene que picar

.

La noticia del día es la simpatía que está generando el agresor entre los internautas del mundo entero (y me incluyo), para indignación de los bienpensantes. Leo en El País lo siguiente: Un grupo de apoyo en Facebook a Tartaglia, nacido apenas una hora después del incidente, tenía esta mañana 43.000 firmas, lo que ha desencadenado la ira de la mayoría de centroderecha, con voces que llaman a cerrar la red y reprimir a sus usuarios. Irónicamente, sus argumentos son que éste tipo de simpatías no son propias de un país democrático ( ! ).

Ni que decir tiene que la policía tuvo que intervenir para que los seguidores de Berlusconi, proverbiales amantes del pacifismo, no linchasen al agresor. Por cierto, han creado su propio grupo de Facebook, “Matemos a Massimo Tartaglia”. Grupo éste último que sí que parece ser del gusto de la centroderecha.

Lo de pretender cerrar Facebook es una idea más filonorcoreana que de centroderecha. Ningún partido de centroderecha ha mostrado críticas hacia el buen gusto de sus clientes cuándo éstos les han comprado casuchas de 30 metros cuadrados a precio de premio Nobel, o cuando se pasan 8 horas al día viendo Telecinco. Ahora lo que le mola a la gente es ver cómo les saltan los dientes a los jefes de estado… pues, ¡viva el libre mercado! Los vendedores de souvenirs milaneses deben estar frotándose las manos.

En mi humilde opinión, Berlusconi debería considerar la posibilidad de que, que le partan la cara de vez en cuando, forma parte de la diversión de comportarse como un chulo de putas, hobby que parece gustarle bastante, pero que también tiene sus contras.

Bromas aparte, Berlusconi ha protagonizado agresiones mucho más sangrantes, crueles y cobardes. Véase, a título de ejemplo, todo el feo asunto desatado en torno a la muerte de Eluana Englaro y la persecución judicial sobre su pobre padre.

Entre pitos y flautas, resulta que un esquizofrénico agresivo nos parece mucho más de fiar que un primer ministro de una nación europea… y la culpa es de Facebook.

Anuncios

12 Respuestas a “Hostiar al jefe de estado

  1. Lo cierto es que (y cualquiera que tenga conocimientos sobre esta enfermedad lo sabe), si el agresor padece esquizofrenia, lo que hizo no tiene casi con toda probabilidad ningún significado de protesta política.

    Las personas que sufren esquizofrenia crean en su mente tramas que tienen poco que ver con nuestra realidad mundana. Es mucho más probable que este hombre esté convencido de que Berlusconi es un alienígena que le envía mensajes subliminares para controlar su mente cada vez que aparece en televisión.

    Casualmente, le ha dado por partirle la cara a un señor al que muchos piensan si la corrupción y amoralidad de un fulano mereciesen que le partiesen los dientes de una galleta, literalmente, ha hecho méritos sobrados para ello.

    El incidente es triste, desagradable, lamentable, pero aunque me pese y sin que pueda evitarlo, siento más empatía hacia un enfermo mental (que bastante tiene ya con lo suyo) que hacia Berlusco, que en un mes habrá vuelto a su vida habitual.

    Un político de mediana inteligencia, supongo que será consciente que si se pasa la vida soltando faltadas chulescas en diversos medios de comunicación, aumenta sus probabilidades en el sorteo de una leche aleatoria que tiene toda persona mediática.

    En la parte positiva, después de tanto estiramiento implante y botox Silvio ya está acostumbrado a que le intervengan quirúrgicamente el careto.

    Espero que se mejore pronto, que no exija que las enfermeras del hospital en que se le trata tengan que llevar minifalda y que a los italianos se les vuelva a endurecer el cerebro amembrillao a base de tanta dosis de mamachichos y prensa “del régimen” y dejen de votarle de una vez.

  2. ¿Soy la única que piensa que lo de saltarle los dientes a este imbécil con la reproducción de una catedral es una acción repleta de lirismo?

  3. Es bastante surrealista, como de novela de Jardiel Poncela.

  4. Ya puestos, enlazaré la primera tira, que yo sepa, del puñetazo, que además es de puta madre:

    http://www.runtimecomics.com/2009/12/punetazo-a-berlusconi/

    Respecto al hecho, tengo una opinión parecida a la de Tekilita: en sí, me desagrada; pero no dejo de pensar que Berlusconi tiene mucha responsabilidad. Que ese hombre sea esquizofrénico no significa que no lo odie “racionalmente”. Eso sí, a este paso, las instituciones italianas van a acabar como las de Taiwán, a hostias.

  5. Bercusloni es mas guapo que ZP. Le han partido la cara por defender el gasto, y porque seguro que el Masimo Tartaja ese no tiene novia, y por eso está frustrao, porque Berluscony es un sekssimbol, y en italia ay mucho machismo, que me lo ha dicho una amiga que esta de Erasmus en Sicilia, valeee??.

  6. Si siembras vientos ….
    Yo particularmente me alegre de ver que el pueblo Italiano, aunque sea un ezquizofrenico, daba un golpe de efecto (y nunca mejor dicho).
    Me parece un acto de protesta por todo en general, por que Berlusconi deja mucho que desear en todos los aspectos. Es un mafioso, un machista, un chulo y no tiene educación ninguna. Se lo tiene merecido.

    Por cierto, ahí tenéis la historia real de lo que pasó :

    http://fuckyeahdementia.tumblr.com/post/283414111/berlusconi-the-real-history

    P.D: Yo soy uno de los 45.000 admiradores Massimo.

  7. No cambia nada sustancial, pero Berlusconi es Jefe de Gobierno, no de Estado. El Jefe de Estado italiano es el Presidente de la República, un tal Napolitano, creo. Este imbécil es Presidente del Gobierno, Primer Ministro… lo que le quieras llamar.

  8. Cierto Vanbrugh; a veces me lío a la hora de clasificar a personas importantes del montón.

  9. Eso iba a poner yo, que Berlusconi NO es el Jefe del Estado. Es que como lo repites tantas veces creía que era un chiste o algo…

  10. Hola!
    La verdad es que el duce se lo estaba buscando.
    Como bien dices, eso de ir por ahí de chulo de putas tiene sus riesgos, y uno de ellos es que algún cliente malhumorado te rompa los dientes.
    Lo que no entiendo es como es posible que tenga unos niveles de seguridad tan flacos.
    Como decían los de la oposición… ¡¡Berlusconi, NO te hagas la víctima!!
    Esto se veía venir tarde o temprano, o acaso alguien puede ponerme ejemplos de jefes de gobierno tan impresentables, en el sentido más estricto de esta palabra, que el cavaliere éste.
    Y en efecto, además encima es un machista y un jili-poyas. Por mi parte se lo tiene merecido. Ya que se gasta tanta pasta en estirarse el careto, con el dinero que roba posiblemente, no está mal que se lo estropee alguien de vez en cuando, la pena es que no es más amenudo.
    Salud y viva la republica !!

  11. Esto… ¿qué importancia tiene que el agresor sea esquizofrénico?

    Quiero decir, si hubiera sido diabético -por ejemplo- ¿habría aparecido esta circunstancia en los titulares?

    Por otro lado ¿el agresor estaba en crisis? Porque si un esquizofrénico toma su medicación y acude regularmente a su psiquiatra para que le controle y le ayude en caso de ser necesario, es una persona como cualquier otra.

    Y por otra parte más, hay esquizofrénicos que cuando sufren un brote se muestran agresivos, sobre todo en las películas, y otros más pacíficos que muchos de los que onsideramos “normales”, y esto lo dice el familiar de un enfermo de esquizofrenia que, aún cuando sufre un brote, no es capaz de matar una mosca.

    ¿Alguien se ha parado a comparar el número de personas que sufre esta enfermedad y cometen actos agresivos respecto al número que la sufren como simples anónimos? Me temo que no, pero poner la palabra “esquizofrénico” a tres columnas, vende mucho más.

    Hemos borrado la palabra manicomio de nuestro vocabulario, pero aún seguimos viendo a los esquizofrénicos como los pintaba Goya: con la camisa de fuerza y el embudo en la cabeza.

    Saludos,

  12. Qué habrá sido de ese pobre “esquizofrénico”?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s