Conversación en un autobús

Cuando digo que la realidad va a acabar reventándome el blog, siendo mucho más absurda y cómica que cualquier cosa que pueda imaginar, exagero bastante menos de lo que me gustaría. Al menos siempre me queda el consuelo de poder servir de plataforma para que perlas como la siguiente no se pierdan. Lo que van a leer a continuación lo oí, palabra por palabra, en un autobús de Madrid. A pesar de que el autobús iba hasta arriba de gente, de que yo estaba sentado en la parte de delante y de que las protagonistas de ésta historia (unas veinteañeras que salían de la universidad) estaban atrás del todo, hablaban tan alto que pude escuchar la conversación sin dificultad:

· Acto 1:

¡Jo tía!, ¿has visto a la nueva?
– ¿Te refieres a esa chica rubia y alta?
– Sí tía, yo pensé que sería alemana. Además tiene un nombre rarísimo.
– Es verdad, ¿cómo era?
– ¡Maricón!, ¡eso es!, se llama Maricón.
– No tía, Marika, se llama Marika.

· Acto 2:

– Me ha dicho que es de Québec.
– ¡Anda!, ¿y hay rubias en Québec?
– Pues eso parece, ¿por qué no iba a haberlas?
– ¿Pero Québec no está en uno de esos… ya sabes… países musulmanes?
– Pues creo que está en Canadá.
– ¿Pero eso qué es, una ciudad o qué?

.

Típico autobús Québécois

Típico autobús Québécois

.

· Despedida y cierre, interviene una tercera persona de su grupo:

– No sabéis nada, Québec es la capital de Canadá.

Anuncios

10 Respuestas a “Conversación en un autobús

  1. ¡Pobre Ottawa! La marginan porque tiene un nombre raro. ¡Y también De Gaulle, que debe de estar revolviéndose en su tumba!

  2. Vamos a hacer un ejercicio de imaginación.
    -Canadá está a la altura de Togo.
    -En Québec aún existen autobuses Mercedes de la posguerra.
    -En Canadá las capitales se mueven continuamente, ¿sabéis? Como en Birmania y eso.
    -Añadamos relativismo a los conceptos geográficos, ¡yeah!
    -Sin duda, los musulmanes del desierto están pasando un calor infernal en la isla de Baffin u Ottawa, a todas horas. Y lo que se sirve no es sirope (producto de la ficción), sino humus, falafel y cuscús.
    -Se esperan temperaturas de 50º C en Terranova y Labrador. Fuertes tormentas de arenas.

    Ay, así que para explicar charlas absurdas tengo que marcharme a la ucronía. ¡Abandonar el rigor! ¡Oh, viva lo espontáneo!

  3. Salían de la Universidad. De la Facultad de Geografía e Historia, concretamente. De un curso de Doctorado.

    Qué depresión.

    • ¡Rayos! ¡Esto es como…!
      -El historiador que niega el Holocausto.
      -El físico que cree en los motores de movimiento perpetuo.
      -El biólogo creacionista.
      -El psicólogo amante de la grafología y el psicoanálisis.
      -El químico alquimista.
      -El antropólogo etnocentrista.
      -El sociólogo posmodernista.
      -El geólogo que cree en la Tierra Plana.
      -Y muchas barrabasadas más.

      Parece ser que los tontos son listos a su manera y consiguen salir con un título. ¿O es que la enseñanza universitaria, a veces, da la sensación de aprenderse “dogmas” y ya?

  4. Ah, la mujer española, como ‘añoro’ su savoir faire, sus excelsos conocimientos, su magnífica cultura, y lo ameno, y profundo de su conversación.

    A mi lo que me deprime es volver. Mucho…

  5. Pingback: Conversación en un autobús

  6. Ejercicio totalmente digno del mundo NiNi.

  7. Madre mía qué incultura :S desde que regresé a España en el verano del 2008 estoy asustada con las perlitas que escucho y leo… La última fue hace un mes o así, que contándole a una nueva conocida la pena que me había dado no asistir a una charla del escritor Paul Auster me dijo (textual)…
    ´¿Paul Auster? nunca había escuchado ese nombre. ¿Qué tipo de libros escribe, parecidos a los del HOMBRE que escribió los de Harry Potter?´. Flipante…
    Dan ganas de salir corriendo del país de nuevo.
    Interesante blog, por cierto. Acabo de ver el enlace en El País.

  8. Hola,

    las historias de autobús dan muchísimo de si. Si puedes y te apetece, date una vuelta por mi blog y mira dentro de “cosas que (me) pasan. Hay un texto que titulé “intimidades sangrientas”.

    Por cierto, me ha gustado tu blog. Sencillo pero efectivo.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s