Archivo mensual: junio 2012

España, capital Berlín

Desde hoy España es, oficialmente, un país de segunda. Ya somos miembros de pleno derecho del patio de retrasados de Europa, de aquellos países demasiado inmaduros para gobernarse a sí mismos. Algo veníamos sospechando en los últimos años, pero hoy ha llegado la confirmación definitiva.

Como suele pasar, no hay mal que por bien no venga. Una vez aceptado nuestro nuevo estátus, resultan mucho menos enervantes las historias de ministros que se encomiendan a la virgen, regias cacerías de elefantes, justicia demasiado ciega, etcétera… Total, ¿qué se puede esperar de un país de segunda?, al menos podemos sentirnos orgullosos de no tener epidemias de malaria y de  no haber ametrallado manifestantes (de momento).

Nuestro presidente, Mariano Rajoy, también es optimista:

Como digo, hay que ser optimistas. Y no me vengan con quejas sobre la pérdida de soberanía nacional, ¡eso es cosa de rojos y antipatriotas!

Seguramente nuestros nuevos amos nos exijan reformas, pero jamás cederemos. No pensamos renunciar a nuestras más queridas tradiciones: mantendremos a esa izquierda con ínfulas aristocráticas, y a esa derecha que no tiene empacho en tomar medidas estalinistas cuando ven peligrar su dinero. ¡Faltaría más, eso nunca!, y menos por cuatro duros.

Anuncios