El código del feriante

Cuando era crío, compartí aula con un chaval cuyo padre era feriante. Éste chico había llevado una vida bastante dura, y tenía más calle que todos nosotros juntos; incluso físicamente aparentaba ser mucho mayor que cualquiera de sus compañeros.

attraction

Un buen día, en el recreo, y con la feria a punto de llegar a la ciudad, nos dijo: “¿sabéis?, los feriantes tenemos un código secreto para entrar gratis en todas las atracciones”. Naturalmente ésto captó nuestra atención, y todos empezamos a rogarle que nos revelase el código.

Él nos escuchó a todos muy serio, y cuando acabamos, estirándose y poniéndose muy digno, apostilló: “No puedo, el código del feriante es un secreto que se transmite de generación en generación”.

Al acabar el día, conseguí apañármelas para quedarme a solas con él. Apelé a nuestra larga amistad, a mi discreción, … y al final logré convencerle. Con mucha seriedad y ceremonia, y tras advertirme del valor del secreto que depositaba en mí, me reveló el código del feriante:

“Soy feriante. Déjame entrar”

Anuncios

4 Respuestas a “El código del feriante

  1. ¡¡Increíble secreto!! Superior a El código Da Vinci, los libros de templarios y el material del que está hecho el casco de Darth Vader.

  2. Recuerda a aquel episodio de Los Simpson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s