Son de los nuestros

Tendría yo unos tres años cuando, acompañado por mis padres y mis tíos, viajé por primera vez a Portugal.

pdc

Fuente: Wikipedia

Paseando por Lisboa, nos topamos con un concierto al aire libre en la preciosa Praça do comércio. En el escenario estaba ni más ni menos que la banda de música del ejército rojo, venida de la Unión Soviética. Después de los soviéticos, saldrían al escenario unos fadistas lisboetas.

Mis padres no tenían ganas de escuchar el concierto entero, y mientras se marchaban los rusos y los lusos subían al escenario, aprovecharon para irse.

En un extraño acto de conciencia cultural pro-occidente, el enano de 3 años que yo era se resistió a perderse a los fadistas al grito de: “¡esperad!, ¡que ahora salen los cristianos!”.

Anuncios

2 Respuestas a “Son de los nuestros

  1. Caramba, qué claras tenías las cosas ya a los tres años.

  2. Pues algunos dirían que la URSS tenía mucho de cristiana, ¡cof!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s