Archivo mensual: mayo 2014

Thriller jurídico

Idea para un guión de cine. Quizá le interese a Richard Gere:

Una multa por exceso de velocidad y conducir bebido con retirada del carnet. “¡Solo eran 30 km/h por encima de lo permitido!”

Un hombre sólo. Luchando contra los abusos del poder.

En un golpe de ironía, llega tarde a su juicio por correr. Encuentra todas las puertas cerradas.

red corner

Pero no se rendirá. Está dispuesto a recorrer todas las agencias que recurren multas y se anuncian en los más exóticos canales de la TDT. A llevar el caso hasta el Tribunal Constitucional si es necesario.

Pero nadie le hace ni caso. Finalmente se derrumba. El hombre corriente no puede hacer nada contra las injusticias de la burocracia. Tan sólo discutir con el secretario en la puerta: “¡¿así funciona el sistema?!”

Y marcharse picando rueda en su Ibiza amarillo.

 

Ésta entrada está dedicada a Fer, probablemente el mayor fan de Lionel Hutz de todo el valle del Henares.

Votar o no

Votar o no. Curiosa cuestión que levanta enconados debates sobre los orígenes mismos de la democracia, la inexistencia de un candidato perfecto, la metafísica del derecho a quejarse y otros lugares comunes que nos retrotraen a un aula de ética de 3º de E.S.O.

Algunos piensan que todo lo que no sea abstención dignifica a la casta política, pero en mi humilde opinión olvidan que a la casta política la dignidad le importa un pito. Otros piensan que la abstención no es más que un intento de dignificar el derecho a pasar el Domingo en calzoncillos superando la resaca.

¿A quién votar? Los partidos “de siempre” no nos gustan, pero de los nuevos desconfiamos.

Ojalá los poderosos se anduviesen con tantos miramientos filosóficos a la hora de buscarnos la ruina.

Y sin embargo todo el mundo asegura estar harto. ¿Por qué no hacer un pequeño gesto? No hablamos de tomar la Bastilla, ni de bombardear el Palacio de Invierno. Cosas sencillas, relacionadas también con la dignidad: no aceptar trabajos basura, no trabajar gratis, no dejar que te vacile tu casero, votar a otros, …

Pero el mejor argumento contra la abstención es, sin lugar a dudas, este vídeo del Parlamento Danés:

Interferencias

Hoy se ha publicado la tercera entrega del podcast Catástrofe Ultravioleta, cuyo título es Interferencias y en el que he tenido el honor de participar.

CUV

Pueden escucharlo y descargarlo aquí.

Aquí tienen el resto de entregas del programa, que irán creciendo en número en los próximos meses.

La odisea de tu sofá

Algo tan cotidiano como hacer la compra empieza a convertirse en una fuente inagotable de situaciones surrealistas.

Ir a comprar una lavadora, un sofá, o unos estores puede reservarte una sorpresa fascinante: entre 1 y 3 meses de espera desde la compra hasta la entrega.

Algunos malpensados dirán que esas tiendas operan exclusivamente bajo pedido. Que el único valor añadido que aportan es el del catálogo. Que, en apariencia, recuerdan al funcionamiento de muchos pseudocomercios de países del COMECON. Que se limitan a hacer algo que el cliente podría hacer también ahorrándose una pasta en intermediarios: llamar a la fábrica en China y hacer un encargo. Que cargan sobre el cliente las desventajas de un socio capitalista, pero ni uno solo de sus beneficios.

Se equivocan, todos.

El problema es que las tiendas de muebles están sometidas a un embargo económico que ríete tú de la ley Helms-Burton. A pesar de eso, valientes marineros siguen transportando muebles y electrodomésticos, arriesgando valerosamente sus vidas en pro del libre comercio, navegando únicamente los días de niebla y las noches de Luna nueva para evitar ser torpedeados.

¿Acaso todas esas sacrificadas vidas humanas no valen una espera de meses?, ¿acaso te parece excesivo pagar el salario de dos meses por un sofá, ahora que conoces éste dato?

Piensa en ello la próxima vez que te quedes inconsciente bebiendo cerveza barata mientras ves el tarot. Si no fuera por éstos valientes, te quedarías inconsciente sobre el frío suelo en lugar de sobre un mullido sofá.

Pintura de Klaus Bergen, 1917.

No hacemos reembolsos

 

Ésta historia está dedicada al Zombi de Schrödinger. Como ves, el asunto de tu sofá me ha obsesionado por completo. Espero que llegue pronto.

Cuando la ciencia ficción se confunde con novela erótica

– Hijo mío, ¿no eres muy joven para leer ésta clase de novelas?
– ¿Te refieres a esa que hay en la mesilla?
– Claro.
– ¿Y qué tiene de malo?
– Pues que esas frivolidades son para mayores.
– Pero abuela…
– A mí no me engañas, se llama Contacto. ¡Menudo sátiro debe ser ese tal Carl Sagan!

Basado en una conversación que tuve con mi abuela a los 14 años.

contact