Votar o no

Votar o no. Curiosa cuestión que levanta enconados debates sobre los orígenes mismos de la democracia, la inexistencia de un candidato perfecto, la metafísica del derecho a quejarse y otros lugares comunes que nos retrotraen a un aula de ética de 3º de E.S.O.

Algunos piensan que todo lo que no sea abstención dignifica a la casta política, pero en mi humilde opinión olvidan que a la casta política la dignidad le importa un pito. Otros piensan que la abstención no es más que un intento de dignificar el derecho a pasar el Domingo en calzoncillos superando la resaca.

¿A quién votar? Los partidos “de siempre” no nos gustan, pero de los nuevos desconfiamos.

Ojalá los poderosos se anduviesen con tantos miramientos filosóficos a la hora de buscarnos la ruina.

Y sin embargo todo el mundo asegura estar harto. ¿Por qué no hacer un pequeño gesto? No hablamos de tomar la Bastilla, ni de bombardear el Palacio de Invierno. Cosas sencillas, relacionadas también con la dignidad: no aceptar trabajos basura, no trabajar gratis, no dejar que te vacile tu casero, votar a otros, …

Pero el mejor argumento contra la abstención es, sin lugar a dudas, este vídeo del Parlamento Danés:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s