Archivo de la etiqueta: Naukas

Caprichos del azar, mi charla en Naukas 2015

El pasado fin de semana tuve el inmenso privilegio de participar por tercera vez en el evento Naukas, organizado por la UPV/EHU en Bilbao.

Está mal que yo lo diga, pero como ex-anumérico estoy orgullosísimo de haber conseguido hacer reír al público hablando de matemáticas. ¿Quién se lo iba a decir a aquel chaval que cateaba un examen de mates tras otro en el instituto?

Aquí os dejo el vídeo de mi intervención, titulada Caprichos del azar.

Naukas 2015

Como cada año por estas fechas, ya está todo preparado para el ¿congreso científico? más divertido del año, el Naukas. Programa completo aquí.

NAUKAS-BILBAO-2015-CARTEL

¿No crees que un congreso pueda ser divertido?, ¿te sorprende que use en la misma frase las palabras ciencia y diversión? ¡Pues te equivocas, pardiez!

Reconozco, eso sí, que llamar congreso al Naukas es sumamente engañoso. El Naukas del año pasado incluyó stand up comedy, teatro, dos conciertos, números de magia, y… bueno, de todo menos aburrimiento.

Espero que estas líneas te animen a pasarte por allí, o al menos a seguirnos por streaming. ¡Qué diablos!, puestos a pedir espero que te conviertas en uno de nuestros más fanáticos seguidores, de esos que la arman por un asiento y ponen tenso al personal de seguridad. ¡Venga!, ¡que no se diga que mis lectores son unos menguados!

Este año me he sometido voluntariamente a un auténtico test de nervios de acero: presentaré una charla apenas un par de semanas antes de emigrar… de modo que probablemente sea un desastre. Su título es Caprichos del azar.

snap

Si esperas trucos para ganar al bingo o en el canódromo, voy avisando de que te decepcionaré.

Charlas Naukas 2014

Un año más he visitado Bilbao en el último fin de semana de Septiembre con motivo del Naukas (algo les sonará, dí bastante la brasa por aquí).

Como siempre, el nivel de las charlas fue alucinante. Tuvimos teatro, dos conciertos, trucos de ilusionismo (incluyendo un desmayo fingido) y hasta robots. Podéis verlas aquí.

Si estáis particularmente interesados en la mía, que versó sobre Navegación Astronómica, podéis verla en este link.

image

Os aconsejo vivamente que veáis alguna más, pues la mía fue, sin duda, una de las más mediocres.

Comienza Naukas 2014

Mañana a las 10:00 AM (CEST) dará comienzo Naukas 2014.

Aquellos que no podáis acudir al evento en persona podréis seguirlo por streaming desde la página de EITB. Aún no tenemos el enlace concreto, pero iremos informando en directo desde nuestra web y desde nuestra cuenta de Twitter.

Un servidor hablará de navegación astronómica a las 10:20 AM del Viernes.

Naukas 2014

Un año más, la ciudad villa de Bilbao acogerá el encuentro Naukas. Será los días 26 y 27 de Septiembre en el Paraninfo de la UPV/EHU (entre el Guggenheim y la Torre Iberdrola), y les aconsejo sinceramente que lo visiten si les pilla a mano. Además, la entrada es gratuita hasta completar aforo.

Pueden echar un vistazo al programa.

naukas_bilbao_14med

Tengo que confesar un secreto: Naukas NO es un evento científico. Al menos, no única ni principalmente.

Hay divulgación científica, sin duda, pero ante todo Naukas es un espectáculo. En todas las charlas habrá dos hilos conductores, uno débil y otro fuerte:

  • El hilo débil es que las charlas versarán sobre temas científicos. ¿Por qué digo que es débil?, ¡por que absolutamente cualquier tema puede ser un tema científico si se le da el enfoque adecuado!Se hablará de temas tan variados como drogas, deportes, viajes, literatura… tendremos incluso un mago y un concierto de los Leftover Lights (por cierto, uno de sus miembros además nos dará una charla sobre microbiología titulada «¿Puede una bacteria salvarte de salir volando por los aires?»), y un Naukas Kids para los más pequeños.

    Piense en ello la próxima vez que escuche eso de que la ciencia no es interesante.

  • El hilo fuerte es que la inmensa mayoría de los ponentes son unos narradores de primer orden. Da igual el tema que traten, incluso pueden lograr emocionarte hablando de su tesis en bioquímica. ¿No me creen?, véanlo ustedes mismos en el vídeo que enlazo bajo estas líneas.

Un servidor hablará sobre «Navegación astronómica» a las 10:20 am del Viernes 26.

Y para los más incondicionales de ésta casa, aquí dejo las dos charlas que dí el año pasado:

Reseña: Comer sin miedo

¿Recuerdan aquellas amables (pero dolorosas) collejas de nuestras madres cuando de niños no nos terminábamos la sopa?, ¿aquella norma no escrita según la cuál no se debe preguntar qué lleva un plato?, ¿eso de no tocar los cojones en casa ajena para que nuestra tortilla nos la hagan sin cebolla? ¿Seguro que lo recuerdan?, ¡pues no lo parece, rediós! ¿Qué diablos es esa moda de evitar el gluten sin ser celíaco?, ¿qué tontá es esa de la comida bio?, ¡maniáticos!, ¡que sois unos maniáticos!… ¡como se nota que no habéis conocido el hambre! Bromas aparte, el mundo de la alimentación está plagado de mitos infundados. Mitos de todo tipo, desde simpáticos equívocos a auténticos peligros para la salud.

flowRoot3170

Inspirado en hechos reales

Si está usted mínimamente interesado en cuestiones de alimentación, es probable que le interese el libro Comer sin miedo de J.M. Mulet (Destino). En el momento en que escribo estas líneas va ya por la 5ª edición en sus apenas seis meses de vida. Se trata de un libro destinado a todos los públicos (excepción hecha, quizá, de aquellos que prefieren informarse a través de vídeos locutados por Loquendo) y no es necesaria formación previa en biología para disfrutarlo. El tono del libro destila bastante cachondeo y mala leche, con capítulos como Una marca comercial llamada alimentación ecológica o Mejor conservante en mano que salmonela volando. csm En cuanto al autor, a pesar del escaso tiempo libre que le deja la gestión de los numerosos sobornos que, según sus críticos, recibe de malvadas compañías biotecnológias como Monsanto, Mulet encuentra hueco para ejercer como profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia, ocuparse de su blog, Tomates con genes, dar charlas y sí, escribir libros.

Nace Catástrofe Ultravioleta

Los amigos de Naukas, en colaboración con la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU y la fundación Euskampus acaban de poner en marcha un podcast llamado Catástrofe Ultravioleta.

CUV

Pulsa para escuchar en iVoox

Tenemos incluso un trailer:

Tengo el honor de haber participado en el guión y grabación de uno de ellos (inédito, por el momento). En palabras de Javier Peláez, el amigo que me lió para participar en ésto, lo que buscan en éstos podcasts son historias chulas, acojonantes, que dejen al oyente pegado a la silla y con los ojos como platos.

Juzguen ustedes mismos si lo han conseguido: el primer capítulo está disponible gratuitamente aquí.

P.D: si les intriga el nombre del programa, les diré que la catástrofe ultravioleta es un experimento mental que supuso, entre otras cosas, uno de los pistoletazos de salida de la teoría cuántica. Pueden encontrar una explicación asequible en Los Mundos de Brana.

Seguimos en Naukas

Hace un tiempo abandoné la costumbre de reproducir aquí cada artículo que publicaba en el sitio de divulgación científica naukas.com… más que nada por no ser un plasta.

Ahora me doy cuenta de que lo hice sin avisar de que continúo publicando  allí con bastante asiduidad.

Si tenéis interés, aquí tenéis acceso a mis colaboraciones en Naukas.

¿Qué ven los astronautas cuando cierran los ojos?

Hoy les traigo, queridos lectores, una muestra más de mi progresiva decadencia moral. Y es que, por primera vez en la historia de éste blog, voy a hacer algo parecido a publicidad.

Verán, hay por ahí un blog realmente cojonudo llamado Fogonazos que sigo desde hace años. Resulta que su autor está moviendo cielo y tierra para editar el siguiente libro:

qva

He tenido la suerte de poder leer una pre-edición, y creo que puede gustar al lector habitual de mi blog. El libro se compone de relatos cortos que parecen de literatura fantástica, aunque todos ellos son descripciones fieles de sucesos reales. Muchos de ellos tratan sobre astronautas, otros sobre asuntos guerrafrieros, pruebas nucleares, experimentos científicos, enfermedades neurológicas, etcétera… que nos dejan con la impresión de que el mundo es un lugar mucho más raro y fascinante de lo que nunca hubiéramos imaginado.

Si os parece interesante, podéis colaborar a través del siguiente crowdfunding.

Por último, os dejo una de esas cosas absurdas que nos ha traído el siglo XXI, el tráiler de un libro:

España está que se sale: el meridiano y la hora oficial

Artículo publicado originalmente en Naukas:

Cada poco tiempo resucita el debate sobre si la hora oficial de España es o no la más adecuada. El más reciente, a la fecha de escribir éste artículo, sucedió en Septiembre de 2013, dejándonos entre otras cosas el recuerdo duradero y vergonzante de un ministro sin puñetera idea de la geografía de su propio país.

Los temas relativos al horario suelen levantar agrias polémicas a nivel de calle, y si no, esperad al próximo cambio de hora y su monográfico bianual en los telediarios.

Para que los temas horarios no nos pillen desprevenidos, nada mejor que hacerse preguntas: ¿qué diablos pasa con la hora oficial española?, ¿por qué hay quién sostiene que “es incorrecta”?, ¿cómo puede ser incorrecta una hora oficial? Intentaré explicarlo.

Todo se debe a que el concepto de hora atiende a dos necesidades que a veces no se reconcilian bien:

  1. Permitir coordinarse en el tiempo (coordinación global).
  2. Determinar la altura del Sol (fenómeno local).

El primer objetivo podría lograrse magníficamente utilizando una hora universal única, como la Greenwich Mean Time (GMT) o la Hora de Internet[1]. Pero tradicionalmente el hombre ha medido el tiempo usando la posición del sol, y queremos seguir haciéndolo. A todos nos resultaría chocante la posibilidad de que, por ejemplo, amaneciese a las 18:00, o anocheciese a las 2:00. El problema es que la altura del sol en un momento determinado es diferente en puntos diferentes de la Tierra… de modo que para no tener una hora diferente en cada ciudad y pueblo, es necesario adoptar una hora oficial para todo un territorio relativamente grande.

En resumen, en lugar de coordinar globalmente, se coordina localmente en áreas lo suficientemente grandes. Una solución de compromiso.

La manera de escoger ésta hora oficial para que no se aleje demasiado de la hora astronómica suele ser la siguiente:

Primero se divide la esfera terrestre en 24 husos horarios idénticos. La hora correspondiente a cada uno consigue poniendo los relojes a las 12:00 cuando el sol pasa por su punto más alto en el centro de cada huso. Después, las regiones así definidas se deforman para que se adapten a las fronteras políticas, permitiendo que cada país decida.

El mapa de zonas horarias resultante tiene en la actualidad el siguiente aspecto:

Pulsar para ampliar. Fuente: wikipedia.

Pulsar para ampliar. Fuente: wikipedia

En éste mapa se observan multitud de anomalías y curiosidades. Por ejemplo, pese a la enorme extensión de China, la hora oficial es única por motivos políticos. Por otro lado, si uno se molesta en contarlas, verá con sorpresa que aparecen bastante más de 24 zonas horarias oficiales.

Pero hagamos zoom para estudiar el caso español. En el siguiente mapa se muestra la zona horaria española y centroeuropea (CET) en verde y el huso horario correspondiente a esa zona horaria en verde transparente.

-

En verde, la zona horaria CET. En verde transparente, el huso horario correspondiente.

Como puede verse, España (y también a Francia y el Benelux) encajaría de forma mucho más natural en el siguiente huso horario.

¿En qué se traduce esto?, veámoslo imaginando la llegada de la noche[2]:

3

The darkness is coming

Como puede verse, la noche y el amanecer llegan a España unas dos horas después de que lo haga a Polonia… país con el que compartimos zona horaria.

Os propongo el juego/experimento del “cielo polaco”: intentad poneros en su lugar, esto es, salid a la ventana, mirad el cielo, e imaginad que vuestro reloj está adelantado dos horas. Ese es el cielo polaco, y el de muchos otros lugares cuya zona horaria está “bien colocada”.

De aquí que haya quien proponga que adoptemos la hora británica … o mejor dicho, que volvamos a adoptarla, pues es la que se utilizó en España y Francia hasta la segunda guerra mundial.

Y hasta aquí el fenómeno geográfico/astronómico. En cuanto a los posibles beneficios en cuanto a consumo de energía, horarios laborales y demás, no me pronuncio. ¿La razón?, que no he reflexionado lo suficiente sobre ello como para tener una opinión, y tanto cambiar la hora como dejarla como está me parecen opciones defendibles.

Aprovecho, por cierto, para recomendar un par de links del excelente blog «Ya está el listo que todo lo sabe» al respecto del horario español, y la ubicación del meridiano cero.


[1] Quizá algunos recuerden éste proyecto; cosechó un tímido éxito a principios de la década de los 2000, con el auge de Internet y su correspondiente empujón a las telecomunicaciones.

[2] Basado en simulaciones con Google Earth para un 21 de Marzo.