Archivo mensual: marzo 2012

Decoración homeopática

Apliquemos los principios de la homeopatía a la decoración:

Pulse para ampliar

Anuncios

Nuevo blog

Informo, a quien pueda interesar, de que acabo de abrir un nuevo blog, especializado en física y matemáticas y, al menos en principio, sin chistes ni exabruptos. Vaya… que no tiene nada que ver con éste.

Aquí tienen la URL por si quieren echarle un vistazo:

http://scienceapplets.blogspot.com/

Respecto a éste blog, seguiré actualizándolo irregularmente, como es mi costumbre.

Sobre el capitalismo

Hoy traigo un artículo un poco más serio de lo habitual, pero creo que es una reflexión que puede interesar a algunos lectores.

Los primeros pasos del capitalismo como forma de organizar una sociedad, allá por el siglo XIX, no fueron precisamente un ejemplo de buen hacer. Las desigualdades sociales y los abusos llegaron a ser terribles, y en muchos casos acabaron propiciando revueltas más o menos exitosas, muchas de las cuales cambiaron el curso de la historia.

Hay que decir que existía una justificación racional que, al menos sobre el papel, no sonaba demasiado mal, y lleva a muchas personas a considerar que el capitalismo es el menos malo de los sistemas económicos. La respuesta a la pregunta de porqué ha de cobrar menos un obrero que en patrono se sostenía sobre dos pilares:

1. Igualdad de oportunidades. Se suponía que cualquiera podía llegar a hacerse rico, a través de únicamente su esfuerzo y su mérito.

2. Riesgos. El dueño de la empresa corría con los riesgos, apechugando él mismo con su patrimonio e incluso responsabilidad penal si la empresa quebraba, y, por el mismo motivo, quedándose con los beneficios extra si la empresa iba bien. Todo ello mientras proporcionaba a sus trabajadores un sueldo, fijo, aunque a menudo miserable, y seguro, fuese bien o mal la empresa.

Desde siempre, el punto 1 ha sido el más controvertido. La igualdad resulta ser una quimera, y siempre hay quienes tienen más facilidades en la vida, independientes de su mérito y valía, por las cuestiones más diversas (nacimiento, salud, etc…).

El punto 2 es más fácil de controlar, aunque también ha habido abusos y cachondeo a éste respecto.

La nueva reforma laboral española incluye la posibilidad de rebajar el sueldo a los trabajadores en caso de que la empresa acumule pérdidas, de manera inapelable, bajo amenaza de despido sin indemnización al que proteste. Calificar ésto de medida pro-capitalista es más que dudoso, pues dinamita por completo el punto 2 arriba mencionado.

Personalmente me pregunto, y muy en serio, si los políticos que han adoptado éstas medidas son conscientes del enorme potencial subversivo que encierran. Eliminar la responsabilidad de los jefes sobre sus propias empresas es equivalente a convertirlos en prescindibles.

Por otro lado, las cada vez mayores facilidades para despedir a un empleado, unidas a los sueldos cada vez más bajos y a una justicia que ha demostrado ser eficaz solamente a la hora de ejecutar deshaucios, van a suponer un palo para el mercado inmobiliario aún mayor que el que ya está recibiendo.

Vivimos en unos tiempos absurdos, en los que si se alzase la voz del mismísimo Henry Ford advirtiendo de que hay que pagar a los empleados lo suficientemente bien como para que compren tus productos, probablemente sería tachado de rojo, subversivo y anticapitalista.